Volver cada cosa a su lugar

FullSizeRender 6

Volver cada cosa a su lugar

Parece tan simple! Y yo les aseguro que lo es.

  • Si en lugar de apoyar las cosas y olvidarlas en “cualquier parte”, luego de usarlas o simplemente cuando vemos que hay algo apoyado fuera de su lugar, volvemos a llevarlo a donde corresponde, todo estaría perfectamente ordenado.

  • Ayer, cuando volví a casa, y entré, ví que sobre la mesa de la cocina había un “calzador”.  Perdón??!! .

    Obviamente, mi marido se habría terminado de calzar sus zapatos en la cocina, y ahí quedó.

  • De más está contarles que inmediatamente lo llevé a su lugar. Pero así empieza.

  • Y si cada cosa va quedando en el lugar donde se usó y no volvemos a guardarla, no sólo no la encontramos cuando la necesitamos, comenzamos a revolver cajones, estantes y placares para buscarlas, se pierden y todo se vuelve un caos.

  • Muchos de mis clientes me dicen que la mayoría de las veces, ni siquiera se dan cuenta del desorden. A todos ellos les digo lo mismo: si recorrieras tu casa y miraras con atención cada mesa, estante, silla o sillón y ves que hay cosas apoyadas u olvidadas allí que no corresponden a ese lugar, no sigas de largo, volvelo a su lugar.

  • Cuando la gente me pregunta cómo hago para tener la casa siempre ordenada, les digo:” Es muy fácil, volver cada cosa a su lugar, no cuesta nada”.

Sin Comentarios

Dejanos un comentarios