Ver lo que tenemos.

Ver lo que tenemos.

  •  Parece obvio no? Sin embargo, la mayoría de mis clientes, se sorprenden de encontrar y reencontrarse con cosas olvidadas o que creían perdidas por completo.

  •  Una de las principales satisfacciones que nos da el orden es el hecho tan simple de saber dónde está cada cosa. Y que no está mezclada con cualquier otra cosa, sino que comparte espacio sólo con otros elementos de la misma categoría, obse yo??!!

  •  Sin pensarlo: abrir un placard, y pasar el brazo por un estante, dejando caer todo al piso, dar vuelta un cajón explotado, sobre la cama, o subirnos a una escalera para alcanzar esas puertitas de arriba de todo olvidadas y vaciar el contenido: Ufff, agota de sólo pensarlo. .

  •  La primer sensación es: qué hice? Y ahora por dónde empiezo? Qué hago? Qué tiro? Cómo lo ordeno?

  •  Es muy fácil, entretenido y sanador. Presten atención:

    1. Cuando hacemos un acto de éste tipo, que no tiene vuelta atrás, o sea, no nos queda otra que revisar y volver a guardar todo, está bueno, porque nos obliga a mirar. A ver qué tenemos ahí, a desenredar y dejar de escondernos de nuestras propias cosas.

    2. Preparamos con anticipación 2 bolsas: 1 para lo que vamos a descartar y otra para lo que vamos a reubicar (devolver cada cosa al lugar que pertenece o debería pertenecer).

    3. Una vez que clasificamos todo, y decidimos qué dejar allí, tenemos 2 opciones: colocar primero algunos contenedores para separar los ítems y agruparlos por categoría o simplemente volver a guardarlos con criterio y cuidado, lo cual no es poco.

  •  Vaciar un espacio abarrotado de cosas sin sentido, es todo un desafío. Es convertir un espacio “aparentemente” calmo en un volcán en erupción.

  •  Es asumir un compromiso con nosotros mismos: el de volver a guardarlo todo.

  •  Saber lo que tenemos nos ayuda a comprar y usar a conciencia. Compramos mejor, porque sabemos qué tenemos y qué no. Si no sabemos si hay o no hay, compramos por las dudas.

  •  Pero lo más importante es poder VER nuestras cosas, y así poder elegir.

    Hoy una seguidora me mandó la foto de cómo ordenó su cajón y me escribió: “Ahora puedo ver lo que tengo”. Está bueno no?

No Comments

Post A Comment