Los botones se abrochan, los cierres se cierran, los hilos se cortan

Los botones se abrochan, los cierres se cierran, los hilos se cortan

  •  Empecemos x el principio, como me gusta a mí.

  •  Cuando vamos a un local, a mirar o a comprar ropa, vamos pasando por las perchas y STOP:

    – Nos gustaría no poder mirar una prenda porque no podemos separar dos perchas de lo apretado que está todo? NO. No podríamos ver nada.

    – Nos gusta ver una camisa con todos los botones desabrochados? NO. Nos transmite que se la probaron 20 antes que nosotros. .

    – Nos gusta ver ropa que lleva cierres, con todos los cierres abiertos? NO. Nos genera abandono, dejadez. No sólo por parte de la marca, también un descuido hacia el nuevo cliente. .

    – Cuando vemos hilos colgando, ya sea en una prenda colgada o puesta en alguien, también transmite despreocupación, abandono quizás suena muy fuerte, pero yo te veo un hilo: y te lo arranco: quizás te rompo toda la remera, pero un hilo me puede.

    .

  •  A dónde quiero llegar? A lo nuestro. A nuestro placard, vestidor, perchero, cajón o lo que tengamos.

  •  Por qué no podemos tener nuestras cosas como nos gusta verlas? .

  •  Yo guardo mis cosas como me gusta encontrarlas.

  •  Me gusta buscar una prenda para ponerme y no encontrarla y buscarla una hora? o encontrarla así nomás? Mal doblada, colgada a la fuerza o abierta por todos los costados? A mí no.

  •  A mí me gusta elegir qué me voy a poner cada día, disfrutando de lo mucho o poco que tenga, como si eligiera ropa para comprar. SÍ, me quiero, me cuido, me mimo, me hago feliz, acaso no es lo más importante? Gratificarnos con lo que podemos, no importa lo que tengamos, hacernos sentir bien a nosotros mismos es lo que importa. .

  •  Doblar nuestra ropa prolija y no en el aire.

  •  Pensar dónde poner cada cosa, y volverla a su lugar, no tirarla en cualquier lado.

  •  Acaso no nos cuestan y nos demanda esfuerzo diario ver qué nos ponemos? Si nos queda bien o mal? Si nos sentimos a gusto o no?

  •  Sí. Nos preocupemos poco o mucho por la imagen propia, a todos nos pesa. Acaso no queremos sentirnos bien? A gusto con nosotros mismos?

    Empecemos por ordenar lo nuestro. Por hacernos sentir como nos gusta que nos hagan sentir.

No Comments

Post A Comment