La persona que trabaja en casa.

La persona que trabaja en casa.

Para los que tienen la suerte, porque es una verdadera suerte, de contar con alguien para las tareas domésticas, quiero compartirles algunas opiniones personales:
.

  •  El primer día de trabajo. Por dónde empezamos? Qué le digo? Si ni yo sé cómo explicarle! Esto es muy común. Mujeres que trabajan, están fuera de su casa todo el día, no saben o no les gustan las tareas del hogar, y por ende: no saben enseñar a ordenar, organizar y limpiar.

  •  La persona que contratamos para trabajar en nuestra casa, más allá de que sepa, le guste y tenga o no buena predisposición al trabajo: Nos mira. Qué quiero decir con ésto? .

  •  Que como en todos los trabajos, si tenemos un jefe que no nos exige (en el buen sentido), no mira lo que hacemos, por lo tanto no reconoce nuestro esfuerzo y todo le da lo mismo: lo más probable es que nosotros respondamos a eso.

  •  El primer día de trabajo es el más importante.

    Para transmitir, como podamos, quiénes y cómo somos. Cómo vivimos o nos gustaría vivir. Cómo cuidamos nuestras cosas, y en su defecto, el valor que les damos. .

  •  Me cuesta entender cuando alguien me dice: yo no sé limpiar. Para mí eso viene incorporado en la vida misma. Nunca vimos a alguien limpiar cuando éramos chicos??!! LIMPIAR: un trapo y un producto de limpieza = PLEASEEEE.

    .

  •  Podremos ser o no ordenados, pero reconocemos perfectamente lo que está ordenado y lo que no. O no?

  •  A todos nos gusta tratar de imitar lo que está bueno. Pero cuando no hay nada para imitar se hace difícil. Soy mala? Puede ser, un poco nomás, jajaja.

  • Piénsenlo, hagamos una autocrítica colectiva: no podemos pretender del otro lo que no hacemos, por más mínimo que sea.

  •  La casa es de quién la habita. Y cómo está, habla única y exclusivamente de su dueño: no de quien lo ayuda.

  •  El que sabe enseñar que enseñe y el que no: que dé el ejemplo.

    .

    PD. Exhausta de doblar medias

No Comments

Post A Comment