Escritorio del marido ordenadísimo!

Escritorio del marido ordenadísimo!

Hace meses que le digo: gordi, podés ordenar tu escritorio?!
Y la respuesta es siempre la misma: Mañana, te prometo.
.
Les explico el tema de “Mañana”. Mañana, me lo puede decir durante un año, y hasta créanme, más.
Durante ese tiempo, no es que lo dejo que acumule y acumule, voy ordenando, pero un poco cada día, no como yo quisiera.
.
Ésto dura hasta que llega el día, en que no me pregunten porqué, pero me agarra el ataque y lo vacío. Claro que no puedo tirar todo lo que yo quisiera, porque él no está para decirme qué sirve y qué no, pero al menos, le guardo todo prolijo y siempre algo tiro, cambio de lugar o llevo al lugar que corresponde.

.
Siempre le digo: tenés un escritorio tan lindo y lo tenés tan feo, lleno de papeles, todo mezclado, montañas de cosas, que ni sabés qué hay, una lástima.
.
En el escritorio de mi marido podemos encontrar desde un micrófono hasta una cámara de los 80′. O sea: cualquier cosa. .
La cuestión es que hoy, me quedé en casa, y mi cabeza estaba a 1000, para variar, y en esos momentos, nada que me haga mejor que ponerme a ordenar. A mí, me hace bien.
.

  •  Dentro de lo que pude, clasifiqué todos los papeles y los guardé en carpetas y cajas plásticas.

  •  Hice una depuración importante de biromes, lápices y lapiceras.

  •  Separé en contenedores plásticos: tarjetas, repuestos de librería, artículos de escritorio, lentes, cámaras, y todo lo que encontré: todo lo guardé divinamente en el mueble que se encuentra detrás de la biblioteca.

  •  La idea, era dejar el escritorio lo más vacío posible.

  •  Le encontré hojas y sobres guardados y los puse en un contenedor metálico.

  •  Muchas cosas de librería que tenía sin abrir: le abrí todo y lo ubiqué en contenedores plásticos de distintos tamaños. Las cosas están para usarse.

  •  Apenas terminé, le mandé foto: le encantó. Y obvio, cómo no le va a gustar??!!

  •  Siempre termina igual: le copa, pero mañana, ya lo empieza a llenar de nuevo, y yo lo dejo, hasta que me agarre el ataque de nuevo.

    .

    Ahora, a disfrutar x un rato, el escritorio del marido ordenado!

No Comments

Post A Comment