El color. Qué mieeedooo!!!!!

El color. Qué mieeedooo!!!!!

  •  Cuando era chica amaba el rosa. Todo tenía que ser rosa. Mi cuarto, mi ropa, mi cumpleaños y mis útiles escolares.

  •  Cuando fuí creciendo, incorporé la paleta completa. Me gustaban todos los colores, hasta el naranja.

  •  Y cuando comencé a acercarme a los 40, me volví blanca, gris, beige y negra.

  •  Es increíble como vamos cambiando nuestra percepción de las cosas a medida que crecemos. .

  •  Ojo, me gusta el color, pero con medida, de a poco, no todo un ambiente o un conjunto.

  •  En mi departamento anterior, mi cocina era roja, y todo tenía que ser rojo, porque sino, desentonaba. Si me regalaban algún utensilio en amarillo tenía que salir corriendo a cambiarlo. Nunca más podría condicionar un espacio a un color, me resultaría asfixiante.

  •  Me encanta ver un degradé de colores, y cuando estoy eligiendo algo es imposible no preguntar “en qué colores viene?”, y si me muestran muchos me quema la cabeza. Sin embargo, hoy x hoy, me inclino x los neutros. Me relajan la vista.

  •  Pero cuando de chicos se trata, trato de recordar cuando era chica, y no hubiese sido lo mismo un acolchado blanco que rosa. A esa edad, la paz visual era el rosa. .

  •  Por eso, a partir de hoy, voy a comenzar a proponer colores en mis organizaciones en los cuartos y baños de niños.

  •  Porque si bien aaamoooo el blanco, el transparente y si es posible la invisibilidad, recordar mi infancia y ponerme en el lugar del otro está buenísimo.

    .

    PD. Si viviera sola mi heladera sería rosa.

    .

  •  Los contenedores de color los conseguis en mi tienda online www.tuespacioorganizado.com