“Después lo guardo”. Después cuándo???!!!

“Después lo guardo”. Después cuándo???!!!

  •  Si hay algo con lo que soy muy estricta, tanto para con los demás, como para conmigo, es con no dejar NADA para después.

  •  Es más, me irrita la palabra DESPUÉS.

  •  Y ni hablar de si es algo que lleva sólo de 5′ a 15′: se hace en el momento. Por Dios! Detesto la pereza.

  •  Después lo guardo, después lo pongo, después te digo, después lo subo, después lo bajo, después lo llevo: HACELO AHORA!!! Qué nos cuesta??!! Son sólo unos minutos y nos cambian la vida.

  •  Sí, aunque suene exagerado, es así. Porque así se empieza un camino sin retorno al desorden. En cambio, a la inversa, es un camino al orden, a la felicidad y a la paz mental.

  •  A mí me dan algo para hacer y ya lo hice. No me gusta tener pendientes. Me pesan, me ocupan lugar en mi cabeza, y ya tengo suficiente: casa, hijos, trabajo y marido.

  •  Como digo en mi BIO de mi web (www.tuespacioorganizado.com), lo único que dejo para el día siguiente son los análisis de sangre, porque necesito 8 hs de ayuno.

  •  Los objetos en tránsito se van sumando, en un abrir y cerrar de ojos se convierten en una bola de nieve, y cuando los necesitamos no los encontramos. No está bueno. Y mucho menos, si evitarlo eran sólo unos minutos, porque después esos minutos son horas de orden.

  •  Un claro ejemplo me sucede todas las noches cuando llego a mi cuarto para acostarme: mis hijos, hacen “la previa” en mi cama, entonces llevan: un platito con una zanahoria, la botella de jugo, unos muñequitos, la remera del piyama que se sacaron, el ipad, etc. + la taza de café de mi marido, la ropa que se sacó (el cuarto hijo), conclusión: mis mesas de luz abarrotadas de CUALQUIER COSA!!

  •  Qué hago? Aunque me esté muriendo de sueño: llevo cada cosa a su lugar. Sí. Y me voy a dormir en paz.

    Obse yo??!! Naaahhhh!

No Comments

Post A Comment