Anfitrion

Ser buen anfitrión, básicamente, es ocuparse de la felicidad de los invitados. Dedicarse a que estén cómodos desde que llegan hasta que se van. Cuando recibimos relajados, disfrutando de lo que hacemos, el invitado lo percibe y lo agradece. El mejor anfitrión, tiene un alma generosa que...